Madera y bicicletas, una pasión de toda la vida

El camino que me llevó al desarrollo y la construcción de bicicletas de madera fue el resultado de una pasión de toda la vida. El ciclismo ha sido para mí una obsesión desde pequeño que nunca dejé atrás a pesar de innumerables caídas y accidentes. Cuando era niño, en las vacaciones, siempre estaba dando vueltas en el taller vecino y cortaba, cepillaba y cincelaba madera sin parar. Desde 1998, le doy a los pedales en competencias de ciclismo y triatlón, lo que me llevó a mudarme al paraíso del ciclismo, Mallorca. Aquí, en un taller ciclístico, han pasado por mis manos miles de bicicletas. Han habido experiencias e ideas de sobra.

En 2013 decidí construir una bicicleta de madera. Tenía para ello un solo intento, la bicicleta debía salir perfecta. El éxito se lo debo también al asesoramiento y los comentarios de otros mecánicos y constructores de bicicletas, ciclistas profesionales, el entrenador del equipo nacional y un profesor universitario con pasión por la madera y la ingeniería mecánica.

Me tomó un año, pero valió la pena. El cuadro de madera superó todas las expectativas. Es un Rolls-Royce ente las bicicletas. Y ahora, lo puede tener también usted.

Ondřej Čarňanský

social